Pirámide metodológica contra el robo

Pirámide metodológica Genoma del robo

La pirámide de Genoma del robo® desarrolla el proceso de consultoría e ingeniería que permite diseñar toda la protección de una vivienda, considerando inclusivamente a la unidad familiar y sin alterar sustancialmente el estilo de vida que ya tiene la familia.

El método está enfocado a diseñar una vivienda segura para lo que es necesario considerar los hábitos y el compromiso de la familia con los protocolos de seguridad que se requieran para su protección.

Esta necesidad viene dada ante la evidencia de que el nivel de protección siempre está condicionado en gran medida por el compromiso de los miembros de la familia.

Pirámide Genoma del robo

Consultoría de seguridad residencial premium

La pirámide consta de cinco niveles que están ordenados jerárquicamente según las necesidades técnicas que requiere el diseño de una protección donde el comportamiento humano es muy relevante.

  • Nivel 1. Cognoscitivo: Creencias / Pseudorealidades.
  • Nivel 2. Actitudinal: Hábitos (comportamiento) / Procedimientos (compromiso).
  • Nivel 3. Evaluativo: Emocional / Patrimonial (referido al análisis de riesgos).
  • Nivel 4. Técnico: Usos / Capas (referido a sistemas y escenarios de uso).
  • Nivel 5. Mantenido: Preventivo / Reactivo.

Para trabajar los 5 niveles en una primera visita, se requiere de 4-5 horas aproximadamente para disponer de datos suficientes antes de pasar a la fase de diseño de las defensas.

Todos los niveles de la pirámide han sido creados en base a los conocimientos de la neurociencia, de la seguridad y de la experiencia del años diseñando sistemas y ejecutando obras.

¿Cómo entender los niveles de la pirámide contra el robo?

La pirámide divide la parte de Neuroseguridad; con los niveles 1º Cognoscitivo y 2º Actitudinal, de la parte Diseño y Tecnología; con los niveles 3º Evaluativo, 4º Técnico y 5º Mantenido.

Solo al cubrir los dos primeros niveles; 1º y 2º, es cuando el proceso está maduro para acceder a los niveles considerados técnicos; niveles 3º, 4º y 5ª, donde se diseñan las defensas de medidas técnicas.

Nivel Cognoscitivo.

Es el primer nivel de la pirámide y son los cimientos de la decisión. El cliente se expresa y el consultor/ra empatiza con el propósito del cliente. Permite ir construyendo en base al conocimiento.

No se esperan respuestas objetivamente verdaderas, sino subjetivamente sinceras.

Nivel Actitudinal.

Se accede a este nivel, una vez que las partes han construido un punto de partida realista y enfocado al propósito original de los propietarios. Es decir, al «por qué» de la contratación del servicio.

En el nivel actitudinal se establecen los hábitos y compromisos para que las defensas sean efectivas.

Nivel Evaluativo.

Después de trabajar los niveles Cognoscitivo y Actitudinal donde se recogen los aspectos importantes del estilo de vida familiar, tiene especial relevancia el nivel EVALUATIVO (nivel 3º).

Este nivel es donde se genera el diagnóstico y es especialmente importante porque recoge tanto los deseos de la familia y su CRITICIDAD, como los datos objetivos del análisis de riesgos que considera la POSIBILIDAD técnica de intrusión.

Nivel Técnico.

En el nivel técnico (4º), es donde ya es posible diseñar las defensas en anillos de protección considerando la caracterización del sitio (vivienda) pero sin olvidar previamente los usos (escenarios).

Históricamente se diseñaban medidas de protección pensando en las características técnicas de los sistemas sin considerar el grado de usabilidad de estos sistemas y como podrían interacturar con usuarios no expertos.

Tras las evidencias de robos en viviendas que disponían de sistemas de seguridad sofisticados, se ha descubierto que los usuarios no están sacando el máximo provecho a las defensas porque su manejo es complejo, y su diseño de protección no es coherente con el estilo de vida de la familia.

Genoma del robo, invierte la secuencia del diseño y comienza por los «Usos» es decir, diseñar primero los escenarios de uso de la vivienda, y una vez validados por los usuarios, comenzar el diseño de los anillos de protección en capas estructurales de la vivienda.

Nivel Mantenido de Genoma del robo.

Finalmente, el nivel 5º indica que la protección debe ser mantenida (actualizada) en el tiempo para mantener su efectividad.

El nivel «Mantenido» aporta innumerables ventajas a los propietarios: Lo más importante es que mantiene el nivel originario durante un amplio periodo de tiempo puesto que el mantenimiento preventivo retrasa la obsolescencia de los sistemas y avisa con antelación de la necesidad de pasar a un mantenimiento correctivo de actualización.

Es sin duda un proceso heredado de la experiencia en grandes edificios, donde el mantenimiento preventivo ha generado importantes ahorros y disgustos en periodos superiores a 10 años.

Conclusión de los niveles de la pirámide Genoma del robo

Primeramente, conocer el motivo principal por el que el cliente ha solicitado el servicio de consultoría y que este motivo sirva de foco durante todo el proceso.

Seguidamente, resolver dudas sobre las pseudorealidades (bulos) que el cliente tenga y que estén condicionando decisiones que quizás no son las más adecuadas para su protección. Al mismo tiempo establecer un nuevo comportamiento que incluya nuevos hábitos en seguridad. Una vez establecidos los hábitos, vincular los procedimientos para el manejo del sistema de seguridad.

Cuando ha terminado el bloque de Neuroseguridad y el cliente tiene un conocimiento más acorde a la realidad de la protección, es cuando se puede comenzar con la caracterización del riesgo emocional y patrimonial.

Una vez conocido el riesgo, es cuando se puede diseñar las medidas de defensa y no antes. Medidas que mantienen la coherencia hacia atrás de todo el proceso vivido y reflexionado con el cliente.

Esta es la mejor garantía de que se está diseñando «con y para la familia» en lugar de diseñar para la venta de un sistema.

Personas diseñando para personas.
Congreso Genoma del robo
Jornadas técnicas Genoma del robo. Noviembre 2019

Si deseas conocer más detalles de la pirámide Genoma del robo, te lo explicamos en adelante …

Asesoría de seguridad residencial, aplicando la pirámide Genoma del robo.

Como se indica, es un proceso integral que incluye consultoría, ingeniería de diseño y ejecución.

Para poder diseñar un espacio seguro, Genoma del robo® considera hábitos, procedimientos, sentimiento de inseguridad, la capacidad de recuperación en caso de incidencia, la vulnerabilidad técnica de la vivienda, la protección del entorno y el tiempo de acuda de policía.

Es decir, que para llegar a la fase de diseño, se establece una secuencia de pasos previos, que permiten ir conociendo todos los aspectos importantes para la familia, sin pensar aún en los sistemas de protección.

Con todos los datos recogidos, se establece el diagnóstico y el tratamiento de seguridad. Todo el proceso se construye con la máxima personalización puesto que cada familia tiene sus singularidades.

Las decisiones modifican el factor de riesgo

En la seguridad residencial, las decisiones de la persona condicionan su perfil de riesgo.

Por esta razón, la metodología Genoma del robo, dedica un tiempo considerable a que las personas comprendan «pros y contras» de los sistemas y su operativa, diferencia entre domótica y seguridad, «modus operandi» de la delincuencia, protocolos de policías,

y especialmente, a

Comprender que un hábito genera una protección y un «no hábito» genera una vulnerabilidad.

Ideario Genoma del robo.

O dicho con otras palabras; cada persona tiene en su mano, ajustar su nivel de protección en base a sus decisiones, las cuales están fuertemente arraigadas en las creencias y pseudorealidades de la persona, que son las que promueven los «hábitos».

El método propone un proceso sencillo pero pausado, que se resume en:

A mayor información entendible, dentro de un ambiente de confianza y pausado, mayor consciencia de la situación, y por ende, mayor probabilidad de diseñar y construir, un modelo de utilidad y consistencia, en base a decisiones adecuadas.

Construir la defensa considerando hábitos y compromiso de las personas

Ideario Genoma del robo

Construir la defensa considerando hábitos y compromisos de las personas, es sin duda, lo más optimo y efectivo en seguridad puesto que aumenta el nivel de protección y reduce el coste económico.

En definitiva, desde los profesionales que formamos Genoma del robo®, nuestro propósito al aplicar esta pirámide evolutiva, es construir el compromiso y comportamiento de cada cliente, para dar coherencia y consistencia a la primera defensa de una vivienda y que no es otra que los hábitos de uso y la correcta aplicación de los procedimientos acordados.

En la medida que la unidad familiar aumenta su compromiso en el cumplimiento de estos procedimientos, por un lado requiere de menor automatización de medidas de seguridad, y por otro lado, aumenta la efectividad de las medidas técnicas de defensa.

Aplicando Neuroseguridad contra el robo

La Neuroseguridad modula el comportamiento como factor de riesgo en la seguridad residencial.

Evaluación emocional y patrimonial método Genoma del robo
Cerebro Genoma del robo

Para nuestra metodología, es muy importante caracterizar el comportamiento y el compromiso de las personas y así poder adaptar bien los sistemas y sus automatismos al estilo de vida de la familia.

La neuroseguridad es una especialidad de la seguridad que se nutre de los conceptos de neurociencia aplicados a la seguridad contra la intrusión.

Como sabemos, el comportamiento afecta de forma directa a la efectividad del anillo de protección porque condiciona la disposición de las personas para manejar el sistema de forma óptima. En la práctica, significa que como consultores de seguridad, debemos considerar la disposición y compromiso de los usuarios para con el sistema, con el fin de ajustar el diseño a estas capacidades y disposición para manejarlo.

Ahora bien, el comportamiento es actitudinal y por lo tanto personal, de forma que no se puede imponer, mas bien se debe “trabajar” para conseguir la automatización neuronal.

Por esta razón, el primer nivel de la pirámide es el nivel cognoscitivo que no es otra cosa que generar consciencia a través del conocimiento.

Los dos primeros niveles: Cognoscitivo y Actitudinal (o motivacional), son esenciales en la efectividad de los siguientes niveles porque es aquí donde germina el comportamiento y el compromiso.

Creencias y pseudorealidades que condicionan la seguridad

Las creencias, básicamente significa dar por cierto algo sin poseer evidencias de ello, y a partir de ellas se forjan las pseudorealidades y se toman decisiones construidas en un falsa realidad fruto de las creencias. Aquí se construyen gran parte de las soluciones.

Algunos ejemplos:

1. Imponer protocolos de seguridad. Sería una falsa realidad que el diseñador (guía) pensara en poder modificar hábitos de los receptores si estos pensaran, fruto de sus creencias, que no necesitan cambiar tal o cual hábito. Lo cual significaría que el sistema no sería efectivo porque estaría diseñado considerando hábitos que los usuarios no cumplirían.

2. NO necesito protegerme. La falsa realidad (pseudorealidad) de que no se necesita protección porque consideran que no serán víctimas de un robo debido a la creencia de que los delincuentes solo acceden a viviendas de ricos o donde saben a ciencia cierta que hay dinero. La realidad es que el delincuente oportunista decide por la atractividad y facilidad de acceso a la vivienda y no tanto por el botín.

3. Un sistema de alarma es suficiente. La creencia de que un sistema de alarma es suficiente para ahuyentar al delincuente actual y venidero, genera una pseudorealidad de protección y por lo tanto de tranquilidad cuando en realidad un sistema de alarma solo cubre un 20% del riesgo.

4. La creencia de que el delincuente actual solo busca joyas y dinero. Esta creencia genera una pseudorealidad de estar protegidos porque no se guarda dinero en la vivienda. La realidad es que el delincuente busca «todo» lo que le genere un valor de robo y extorsión: joyas, dinero, ordenadores, bicicletas premium, disco duro, herramientas de tecnología.

5. La creencia de que no tenemos un perfil de riesgo para el robo porque no somos conocidos genera una pseudorealidad de estar protegidos que no es real. Perfiles de riesgo actuales: Dueños o encargados de negocios que generan dinero en efectivo y que pueden llevar dinero a casa y/o tener copias de llaves o mandos del negocio y que el delincuente puede desear. •Autónomos con herramientas de trabajo en casa; fotógrafos, cámara de televisión, … •Autónomo sin herramientas pero con facturas, disco duro, … (extorsión). •Ejecutivos por cuenta ajena. •Investigadores, profesores, empresarios de todo tipo y condición. Estudiantes de diseño con ordenadores >3.500€ •Cualquier vivienda con enseres superiores a 1.500€ de venta en segunda mano. •Aficionados a ciclismo con bicicleta de motor.

6. Perfiles de riesgo muy buscados por los delincuentes oportunistas. Dueños o encargados de negocios que generan dinero en efectivo y que pueden llevar dinero a casa y/o tener copias de llaves o mandos del negocio y que el delincuente puede desear. •Autónomos con herramientas de trabajo en casa; fotógrafos, cámara de televisión, … •Autónomo sin herramientas pero con facturas, disco duro, … (extorsión). •Ejecutivos por cuenta ajena. •Investigadores, profesores, empresarios de todo tipo y condición. Estudiantes de diseño con ordenadores >3.500€ •Cualquier vivienda con enseres superiores a 1.500€ de venta en segunda mano. •Aficionados a ciclismo con bicicleta de motor. Personas de alto poder adquisitivo cuando se desplazan a sus segundad residencias donde la seguridad es menor.

En conclusión, si todas estas pseudorealidades, fruto de las creencias fueran una realidad, no existiría la estadística de 140.000 robos, año tras año, en todo tipo de viviendas y con diferentes pseudo medidas de seguridad.

Etiquetas

Contacta con nosotros


Enviar

Deja un comentario