Cuando las urbanizaciones de lujo no son seguras

Vivienda independiente en una zona residencial.

Contado por Genoma del robo

Muchas urbanizaciones construidas sobre calles públicas se han quedado expuestas a los delincuentes. Las administraciones locales ahora no permiten la vídeo vigilancia ni el control de accesos mediante barreras de vehículos pero los propietarios desconocen la nueva situación.

Estas urbanizaciones mantienen su servicio de vigilantes homologados y su caseta de control, pero su primer anillo de seguridad debe desmantelarse; vallados, barreras, cámaras y rondas. Así pues, las viviendas requieren de mejores sistemas de detección y verificación con nuevos diseños que consideren todos los corredores de paso que antes no consideraban.

Prioridad:

Rediseñar todos los accesos y dependencias interiores para reducir la vulnerabilidad de la vivienda contra la intrusión y que está pueda defenderse por si misma.

Estrategia de defensa:

En este caso, los propietarios solicitaron un estudio de su vulnerabilidad y como adaptar su vivienda a la nueva situación de riesgo, considerando la remodelación de parcela y vivienda interior, aplicando hasta 6 anillos de seguridad; vigilancia natural, detección perimetral, retención activa, resistencia física, zona refugio y control de protocolos de empresas y llaves.

El servicio de vigilantes es efectivo solo si los sistemas de alarma les avisan y disponen de imágenes para intervenir.

Riesgo técnico ANTES:

  • Vulnerabilidad: 97%
  • Atractividad: 59%
  • Oportunidad: 19%

Posibilidad global: 6/12 Media +

Riesgo técnico DESPUÉS:

  • Vulnerabilidad: 18%
  • Atractividad: 34%
  • Oportunidad: 19%

Posibilidad global: 2/12 Muy baja

Contacta con nosotros

Enviar